lunes, 9 de diciembre de 2013

Nuevos Reglamentos Técnicos aparecidos durante 2.013

Desde el año 2.002 venimos observando una continua regeneración de todos los reglamentos técnicos de la edificación y sus instalaciones, tanto en edificios como industriales. Todos estos cambios han tenido un doble motivo, la actualización para poder aplicar nuevas tecnologías con mayores niveles de seguridad y eficiencia energética, y para armonizar la normativa dentro de la Unión Europea con la finalidad de permitir el movimiento de empresas, servicios y bienes de consumo dentro de la Unión.
Pero este año 2.013 ha sido especialmente activo en cuanto a renovación y creación de reglamentación. Especial significación tiene los cambios que han provocado nuevas exigencias de eficiencia energética en reglamentaciones recientes.

RD 238/2013 por el que se modifica el Reglamento de Instalaciones Térmicas, para adaptarlo a la Directiva 2010/31/UE, promoviendo un mayor grado de eficiencia energética en las instalaciones térmicas y matizando el alcance y personal que deberá realizar las inspecciones periódicas de eficiencia energética. También se publico una posterior corrección de errores de este Real Decreto. Al ser un reglamento con tantas modificaciones y corrección de errores el Ministerio de Industria ha dispuesto un texto consolidado que recoge todas las modificaciones.

RD 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética  de edificios. Igualmente se publicó una corrección de errores de este Real Decreto.


DB HE del Código Técnico de la Edificación ha quedado redactado su texto de un modo completo cuyo objetivo ha sido aumentar su ámbito de aplicación y fomentar un modelo prestacional basado en la consecución de los objetivos. También se ha publicado una posterior corrección de errores, disponiendo de un texto consolidado. Esta nueva versión del documento de ahorro busca obtener la eficiencia energética para un edificio en su conjunto, facilitando la incorporación de energías renovables, y disponibles, y limitando la demanda energética a través del nuevo documento HE0, que está vinculado al resto de documentos desde el HE 1 al HE 5, y que definirá, cuando se incorpore al Documento de Ahorro la directiva 2012/27/UE, el nivel de demanda energética primaria no renovable permitido, y así lograr un edificio de consumo energético nulo o casi nulo. Antes del 5 de junio de 2.014 deberán quedar definidos completamente estos consumos energéticos ( de momento no hay referencia a las emisiones de CO2 ), y así en 2.018 todos los edificios nuevos de carácter público, y en 2.020 cualquier nuevo edificio será de consumo energético nulo o casi nulo. Este nuevo documento establecerá un indicador global del nivel de eficiencia energética del edificio.



Teniendo en cuenta que en España disponemos de varios cientos de miles de nuevas viviendas sin vender, y más tres millones de viviendas vacías. Junto con que el Código Técnico de la Edificación data del año 2.006. Queda claro que el enfoque de la reducción del consumo energético se debe centrar en los edificios existentes, y por ello, han aparecido estos planes de renovaciones urbanas y rehabilitación de viviendas, donde existen grandes posibilidades de reducción del consumo energético. Será la administración quien comenzará a dar ejemplo los edificios públicos (actualmente se está realizando un inventario del número de edificios público para comenzar las rehabilitaciones integrales de los mismos).

Ley 9/2013 con la reforma regulatoria del sistema eléctrico.

Novedades Reglamentarias en 2.014

Y para 2.014 tendremos nuevas reformas del DB HE y HS-3 del Código Técnico de la Edificación, Reglamentación de Instalaciones Térmicas, Reglamento de instalaciones contraincendios, RD 842/2006 sobre determinados gases fluorados de efecto invernadero, o la salida definitiva del RD sobre autoconsumo de energía fotovoltaica.

España es de los países que mayores retrasos lleva en cuanto a la consecución de reducir la dependencia energética del exterior, encontrándonos con un nivel de dependencia próxima al 80 %, frente a una media del 54 % en la Unión Europea. Una vez reducida la dependencia energética del Exterior, aumentará nuestra calidad de vida, mejorará la sostenibilidad y medio ambiente, y nuestra economía no dependerá de los precios energéticos marcados en otros Países (Argelia, Ucrania, Rusia, Venezuela, Países del Golfo Pérsico, etc).

Los objetivos comunes Europeos son reducir el consumo energético en un 20 % (15 ktep), aumentar las energías renovables para que supongan una producción global del 20 % de la producción energética, y reducir las emisiones de CO2 en un 20 %. Por ello, y tras detectar que a este ritmo los Países Europeos no vamos a lograr estos objetivos, la directiva 2012/27/UE impulsará las medidas necesarias para la consecución de estos objetivos.

Estas medidas irán encaminadas a elaboración de planes:
  • ·        Inventario de edificios públicos.
  • ·        Evaluación del potencial de demanda energética de gas y electricidad.
  • ·        Evaluación del potencial de aplicación de sistemas de cogeneración de alta eficiencia.
  • ·        Evaluación del potencia de aplicación de sistemas urbanos de alta eficiencia.
  • ·        Estrategias de renovación de edificios.
  • ·        Nuevos planes de acción de eficiencia energética.

Las nuevas normativas que desarrollarán la Directiva 2012/27/UE establecerán:

-     Un régimen de auditorías energéticas iniciales (antes de 2.015) y periódicas (cada 4 años, a partir de la fecha anterior), en grandes empresas.
    Para ello:
    - Se definirán el alcance de las auditorías.
    - Se creará un registro de empresas obligadas a la realización de las auditorías energéticas.
    - Existirá un sistema de inspección del cumplimiento de la obligación de realizar auditorías.
    - Se creará un sistema de acreditación de:
       - Auditores energéticos (requisitos de los auditores y su habilitación).
       - Proveedores de Servicios Energéticos (PSE): registro, habilitación y requisitos.

- Exigencias de contabilización y liquidación de los consumos de manera individualizada a aplicar a todas las instalaciones térmicas.


Y una vez alcanzado este "pequeño objetivo" 20-20-20 para el año 2.020 seguiremos avanzando para conseguir una política energética hipocarbónica para el año 2.050.

Tengamos en cuenta que los precios de la energía seguirán subiendo debido a la fuerte demanda de Países emergentes que pagan la energía a cualquier precio debido a su fuerte expansión: India, China, Brasil, etc. Y una vez estos se hayan posicionado y aumentado nuestra "pobreza", seguirán apareciendo nuevos Paises emergentes en otras zonas, como Iberoamérica, que demandarán más energía a cualquier precio para su expansión y crecimiento económico.

Y los recursos energéticos son limitados, a la vez que debemos pensar en las nuevas generaciones.


Javier Ponce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario