viernes, 21 de junio de 2013

Novedades en la UNE 123001:2012, sobre Cálculo, Diseño e Instalación de Chimeneas Modulares

Introducción

El 13 de enero del presente año, el Comité de Normalización de Chimeneas AEN/CTN123, dio aprobación a la revisión 2012 de la UNE 123001:2009, que trata sobre el cálculo, diseño e instalación de chimeneas modulares, por lo que habiendo pasado ya los trámites necesarios esta ha sido publicada y recogida en la modificación del RITE (RD 238/2013, de 5 de abril) como la versión a aplicar en las Instalaciones Térmicas de los Edificios objeto de aplicación del RITE tal y como recoge su apéndice 1 de normas UNE a aplicar.

La norma aporta cambios significativos cuya aplicación será muy importante en el contexto de crisis en la construcción que vivimos, pues  actualiza y aporta  soluciones, técnicamente eficientes y optimizadas, para la evacuación de los productos de la combustión y limita aquellos requisitos que, significando un incremento en el coste global de la instalación térmica, no se justifiquen desde un punto de vista técnico, de eficiencia energética o de seguridad.
Esta revisión introduce nuevas soluciones que encierran ahorros significativos en coste y espacio ocupado por las instalaciones, y que aprovechan al máximo las potencialidades de las nuevas tecnologías en combustión, como la condensación o la micro-cogeneración.
En este artículo repasaremos los cambios más importantes que se han introducido en la nueva versión:

Dimensionado de chimeneas colectivas en sobrepresión

Uno de los cambios más relevantes es que las chimeneas colectivas para calderas a gas de condensación, ya sean en configuración multientrada o cascada, podrán dimensionarse en sobrepresión en lugar de tiro natural, siempre y cuando se den una serie de condicionantes que vienen claramente especificados en la norma.
Gracias a este dimensionado, los diámetros de las chimeneas colectivas se reducen considerablemente, si los comparamos con los que se obtienen por tiro natural. Esto conllevará grandes ventajas en términos de coste y aprovechamiento del espacio.
El dimensionado de las chimeneas colectivas en sobrepresión, que requiere la autorización expresa del fabricante de la caldera, implica además la utilización de válvulas antirretorno en las bocas de conexión de cada uno de los generadores, que impidan el paso de los gases de combustión desde la chimenea (presurizada) hacia las calderas que están apagadas.

Chimeneas para evacuación de humos y vapores en cocinas industriales a gas

Las cocinas industriales a gas, aquellas cuya potencia instalada sea superior a 20 kW, se incluyen explícitamente en el ámbito de aplicación de la norma. Varios de los requisitos de la versión actual de 2009 ya se venían aplicando de forma generalizada en este tipo de instalaciones, como por ejemplo la ubicación del remate de salida, si bien en la nueva versión se establecen requisitos específicos que regulan dichas instalaciones, como por ejemplo, el tipo de material interior, que ha de ser acero inoxidable AISI 304 (1.4301) o equivalente.

Nuevos materiales exteriores en chimeneas de doble pared

En el apartado de material exterior para las chimeneas de doble pared, se recogen nuevos materiales, como por ejemplo el acero inoxidable AISI 430 (1.4016), que es válido para utilizar en los locales técnicos, como salas de calderas o cocinas industriales, y los aceros recubiertos (como el galvanizado o el aluminizado) lacados con pintura en polvo, cuya resistencia a la corrosión ambiental se considera equivalente al grupo del acero inoxidable AISI 304 (1.4301).
Todas ellas constituyen opciones válidas y contrastadas desde un punto de vista de durabilidad, pero más económicas que las requeridas en la versión actual de la norma.

Chimeneas de pared simple en renovaciones con calderas de condensación

Otro de los cambios importantes se aplica en renovación de instalaciones existentes, cuando los antiguos generadores se sustituyan por calderas estancas a gas de condensación. En este caso,  si fuera necesario habilitar nuevas chimeneas, éstas podrán ser de pared simple aunque se instalen en fachada, siempre que discurran por el patio interior de ventilación del edificio, queden fuera del alcance de las personas y que la potencia total conectada, en caso de ser colectivas, no supere los 400 kW.
Esta medida contribuirá sin duda a la promoción de la tecnología de condensación en renovación, puesto que las chimeneas existentes instaladas, ya sean individuales o colectivas, no son aptas en la práctica totalidad de los casos para conectar generadores de condensación.
La instalación de una nueva chimenea en pared simple que discurra por el patio interior el edificio, es una medida de impacto económico bajo o razonable en el conjunto de la instalación térmica del edificio, y posibilita la renovación de los antiguos equipos por unos nuevos de condensación, más eficientes y ecológicos.

Chimeneas colectivas con doble conexión por planta

Otro cambio clave, y orientado a la optimización de las instalaciones térmicas, es que se permiten, para chimeneas colectivas equilibradas y en configuración multientrada, hasta dos conexiones por planta (en la versión actual sólo se permite una), y con un máximo de diez aparatos conectados (ver figura 1).
Figura 1
Gracias a ello, la evacuación de productos de combustión se economiza, al requerir una única chimenea en casos donde antes se precisaban dos. La chimenea habrá de incorporar un deflector interior o dispositivo equivalente, que impida cualquier tipo de interferencia entre las calderas conectadas en la misma planta.
En el caso de chimeneas colectivas no equilibradas, se limita a una altura máxima de cinco plantas, igual que en la versión actual, pero con un máximo de diez aparatos conectados, permitiendo por ello la realización de hasta dos conexiones por planta (ver figura 2).
Figura 2
Es importante destacar en este apartado que los puntos de entrada al conducto de aire de combustión para las calderas estancas, ha de estar situado directamente en el exterior. No es válido por tanto habilitar entradas de aire en patinillos interiores, aunque estén ventilados, como se ha venido haciendo en algunos casos erróneamente.

Conclusiones

En definitiva, tal y como hemos podido comprobar, la versión 2012 de la UNE 123001, que verá su publicación en las próximas semanas, viene a introducir una serie de cambios que contribuyen en gran medida a la optimización de las instalaciones de evacuación de productos de combustión, haciéndolas más eficientes desde un punto de vista técnico pero también económico.
Artículo gentileza del amigo David Marzoa de DINAK
Puedes visitar la web de DINAK y obtener información técnico comercial haciendo click sobre el siguiente logo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada