sábado, 29 de diciembre de 2012

NUEVA DESIGNACIÓN NACIONAL DE LAS BIOMASAS. PELETS DE MADERA.


Existe una NUEVA normativa española para la designación de las distintas biomasas, donde vienen establecidas las características que deben disponer cada una de ellas. Incuso dentro de cada tipología establece distintas categorías y calidades. Así al adquirir una biomasa, por ejemplo pellets categoría A1 este combustible deberá tener unas determinadas características y componentes: poder calorífico, grado de humedad, determinadas proporciones de minerales, etc. Ello mejorará el funcionamiento de los generadores al disponer la biomasa unas características homogéneas que aseguren su calidad.

Hasta hace poco tiempo a nivel nacional la producción de pelets no estaba regulada o bien se basaba en normas austricas o alemanas como los pelets de clase DIN PLUS.

Además estas nuevas normas están armonizadas dentro del espacio europea, por ello, llevan en la nomenclatura el EN. Ello facilitará el movimiento de calderas dentro de la unión al quedar regulado dentro del espacio comunitario las características que deben tener los combustibles procedentes de la biomasa.

 Hoy están publicadas las siguientes normas:
Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 1: Requisitos generales. 
Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 2: Pélets de madera para uso no industrial. 
Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 3: Briquetas de madera para uso no industrial. 

Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 4: Astillas de madera para uso no industrial. 

Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 5: Leña de madera para uso no industrial. 

Biocombustibles sólidos. Especificaciones y clases de combustibles. Parte 6: Pélets no leñosos para uso no industrial. 
CTN: AEN/CTN 164/SC 1 - BIOCOMBUSTIBLES SÓLIDOS


Centrándonos en las especificaciones de los pelets de madera, la Norma UNE En 14961-2 establece los requisitos mínimos que deben tener para encuadrarse en uno de los 3 grupos:

Se encuadraran en las categorías A1 y A2 las maderas vírgenes y residuos de madera no tratados químicamente. La categoría B permite subproductos y residuos industriales de madera tratada químicamente (por ejemplo pegamento y pintura), y madera usada, siempre que no contengan metales pesados o compuestos orgánicos halogenados, como resultado del tratamiento con conservantes de la madera o revestimientos.

El origen de la madera para la fabricación de pellets de madera dependerá de su categoría:
  • Para pelets de categoría A1 su origen serán: Residuos de madera no tratada químicamente y Fuste.
  • Para pelets de categoría A2 su origen serán: los anteriores mas, Arboles enteros sin raíces, Restos de corta, y, Corteza de operaciones industriales.
  • Para pelets de categoría B su origen serán: Madera usada, Subproductos y residuos de la industria del procesado de la madera, y, Bosque, plantaciones y otra madera virgen.


La clase A1 representa pelets de madera virgen y residuos madera sin tratar químicamente, con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro. Los combustibles con un contenido ligeramente más alto en cenizas, nitrógeno y/o cloro estarán dentro de la clase A2. En la clase B se permite utilizar también madera reciclada y residuos industriales  aunque en ambos  orígenes no se  acepta maderas que hayan sido tratadas químicamente y de hecho hay valores máximos muy estrictos para los metales pesados. En el ámbito doméstico se deben utilizar pelets de clase A1.

Todos los pelets tendrán unos diámetros normalizados que serán:
  • D06: Diámetro 6 mm, y longitud de 3,14 a 40 mm
  • D08: Diámetro 8 mm y longitud de 3,14 a 40 mm.

Todos los pelets tendrán una humedad:
  • M10, con un contenido de humedad en peso inferior o igual al 10 %.

La densidad a granel de todos ello será BD600, que supone una densidad igual o superior a 600 kg/m3.

El poder calorífico de los pelets dependerá de su categoría:
  • Pelets de categoría A1, tendrán un poder calorífico Q4.6, con un poder calorífico entre 4,6 y 5,3 kwh/kg.
  • Pelets de categoría A2, tendrán un poder calorífico Q4.5, con un poder calorífico entre 4,5 y 5,3 kwh/h.
  • Pelets de categoría B, tendrán un poder calorífico Q4.4, con un poder calorífico entre 4,4 y 5,3 kwh/h.


El contenido de cenizas será distinto según su categoría:
  • Pellets de categoría A1 producirán un porcentaje de cenizas A0.7, con una producción de cenizas de hasta un 0,7 % de su masa seca.
  • Pellets de categoría A2 producirán un porcentaje de cenizas A1.5, con una producción de cenizas de hasta un 1,5% de su masa seca.
  • Pellets de categoría B producirán un porcentaje de cenizas A3.0, con una producción de cenizas de hasta un 3% de su masa seca.

La durabilidad mecánica del pelets es distinta según la categoría, mientras para las categorías A1 y A2, es del 97,5 % como mínimo, para la categoría B, es del 96,5 % como mínimo. Con un porcentaje de finos F1.0, de hasta un 1 % en el momento del transporte.


En función de las categorías se establece el porcentaje máximo de:  nitrógeno, azufre, cloro, arsénico, cadmio, cromo, cobre, plomo, mercurio, niquel, y, cinc.
Los proveedores de pelets debe ofrecer una información precisa y fiable sobre su producto. 

Con todo ello se evitarán problemas de baja calidad en las biomasas, el usuario dispondrá de más información sobre el producto, el fabricante tendrá la tranquilidad y fiabilidad de indicar el tipo biomasas con las que puede funcionar su generador, y los instaladores tendrán más fácil realizar los ajustes para un funcionamiento fiable y con alta eficiencia energética de los generadores alimentados a biomasa.

Javier Ponce
Tutor del curso de biomasa, que imparte junto a Tomás Fuentes para FORMATEC y para el Colegio de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de León.

Puedes ver información adicional en los siguientes enlaces:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada