jueves, 26 de marzo de 2015

Mi compañía eléctrica me descuenta un 6%

Periódicamente recibimos llamadas telefónicas de las diferentes compañías eléctricas, de gas, de telecomunicaciones, etc.

Yo me pregunto cómo han obtenido mi número de teléfono y mis datos, así como de donde sacan el derecho a interrumpirme siempre durante la hora de la comida. Supongo que la LOPD es simplemente una mandanga que sirve de soporte legal a esos tiburones que merodean por las zonas de bañistas.

Pero esta vez la llamada era diferente, se trataba de mi propia compañía eléctrica.

Muy amablemente una señorita me indica que merced a la liberalización del mercado eléctrico, mi propia compañía, la de siempre, en la que yo tengo plena confianza (y eso me lo recalca), está dispuesta a ofrecerme un 6% de descuento en mi consumo eléctrico.

Así, sin más no tengo que hacer ningún cambio de compañía ni de nada de nada, simplemente veré como en mi próxima factura se ve reflejado dicho descuento.

Y sólo le falta decir: “Blanco y en botella, leche”. Así que la autorizo a que proceda con el descuento.


Soy un hombre feliz, una de las incordiantes llamadas ha sido fructífera y factura a factura compruebo como efectivamente se me aplica el prometido descuento del 6%.


Así van pasando los días, sigo recibiendo llamadas de diferentes compañías que me ofrecen descuentos y servicios adicionales sin coste alguno, pero yo ya tengo mi descuento, así que he desarrollado mi propia defensa:

Ante la llamada les invito a contactar con mi departamento particular de servicios y telecomunicaciones, así que les indico que llamen al 905-05.05.05 y pregunten por mi asesor personal, Miguel de Cervantes.

No falla, amablemente toman los datos que les he facilitado y se despiden cordialmente indicando que contactarán con el señor Cervantes. ¡Bendito sea el inventor de los call center!

Hoy he hablado con uno de mis compañeros del colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid. Con orgullo le he mencionado el descuento que me ofrece mi compañía y se lo he demostrado mediante una de mis últimas facturas.

Me indica que el descuento es cierto, pero que me la han jugado y además bien jugada.

Mi compañía la que consiguió con su llamada fue hacerme un cambio de contrato desde el mercado regulado en el cual estaba hasta el mercado libre en el que estoy ahora. Tengo descuento pero sobre un precio que normalmente es más caro.

Y para demostrarlo me hace el cálculo de mi factura si hubiese mantenido mi antigua tarifa: Por lo mismo hubiese pagado 145,37 €, frente a los 150,72 € que he pagado. He pagado unos 5 euros de más por aproximadamente un mes, así que según mis cálculos son unos 60 euros anuales.


Y ahora que lo pienso, mi compañía tiene millones de clientes como yo a los que presumiblemente habrá llamado y engatusado para cambiarles la tarifa, sacaré la calculadora y citaré a don Miguel: “Dad crédito a las obras y no a las palabras”.

Emilio Carrasco Sánchez.
INGENIERO TÉCNICO INDUSTRIAL.
Colegiado número 22807
Colegio Oficial de Ingenieros Téc. Industriales de Madrid.
Autor del curso: “Interpretación y optimización de facturas eléctricas. Eficiencia en el suministro de energía”.
info@emiliocarrasco.com
www.emiliocarrasco.com

El artículo expuesto hoy en el Blog ha sido realizado por Emilio, colaborador de FORMATEC, y amigo. Va a impartir en breve (a la vuelta de Semana Santa) un curso presencial de 60 horas gratuito, organizado por FOREM, y subvencionado por la JCCM. Si te interesa apuntarte al mismo o bien informarte puedes hacerlo, haciendo click aquí, o bien llamando a FOREM al 967243561.

Os lo recomiendo.

Javier Ponce.
FORMATEC


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada